Primer dia de Trabajo, por Miguel Marco Serrano

Jueves 24 de mayo del 2018, 6:30 de la mañana, suena el despertador. El primer pensamiento que me viene a la cabeza es: por fin ha llegado el día. Efectivamente, hoy es el día en el que empiezo a trabajar como docente impartiendo talleres y cursos de formación no reglada. Concretamente hoy, me estrenaba con el Taller de Trámites y ayudas para la creación de empresas en Vinaroz.

Antes de salir, visualizo que no me deje olvidado nada y lo lleve todo encima. Conforme salgo de Vila-real en dirección a Vinaroz, en esos 75 minutos de trayecto, voy viendo que es real, que voy a poder ofrecer mis conocimientos de forma profesional, realizando una profesión que me gusta y que, por aptitudes y competencias, puedo realizar fácilmente.

Una vez allí, unos 30 minutos antes de dar comienzo el taller, empiezo a organizarme cuando aparece la ADEL dándome la bienvenida y preocupándose por mi llegada. A partir de ahí, empiezan entrando los alumnos, la gente con la que iba a pasar 4 horas ofreciéndoles mis conocimientos acerca de la creación de empresas. Durante las 4 horas me presento; les pido que se presenten y me digan por qué están ahí, viendo que realmente hay gente interesada en crear una empresa; les explico y resuelvo las dudas que van surgiendo a lo largo del taller. Al finalizar el taller, me llena de gratitud que todos los alumnos vengan uno por uno a despedirse de mí, a darme las gracias por haber ido, contarme que estaban contentos con mi taller y felicitarme.

No menos importante que la ADEL llegará para preguntarme mi opinión y me felicitara porque al ver las valoraciones de los alumnos recibí una elevada valoración.

Por todo esto estoy feliz de la etapa que acaba de comenzar, a pesar de haber tenido que abandonar la Lanzadera de Empleo de Vila-real. Es un cambio que me ofrece hacer algo que realmente me motiva y apasiona, como es el poder ofrecer mis conocimientos a terceros.