Comienza a funcionar la Lanzadera Senior de Valladolid

 

 

20 personas desempleadas, con edades comprendidas entre los 45 y los 59 años, han comenzado a entrenar una nueva búsqueda de trabajo en la Lanzadera Senior de Valladolid, la primera de estas características que opera en la ciudad

 

 

A medida que aumenta la edad, crecen los obstáculos para llegar al mercado laboral actual. Conscientes de que las personas mayores de 40 años sufren una tasa de desempleo mayor que la media, acaparan el paro de larga duración y, por ende, tienen mayores dificultades de acceso al mercado laboral, el Ayuntamiento de Valladolid y la Fundación Santa María la Real han puesto en marcha la Lanzadera Senior, que hoy mismo ha comenzado a funcionar.  

 

Dicha lanzadera, que seguirá el mismo funcionamiento y metodología que las lanzaderas de empleo habituales, está integrada por 20 personas desempleadas de la ciudad de Valladolid (13 hombres y 7 mujeres), con edades comprendidas entre los 45 y los 59 años. Al contrario de otras Lanzaderas, el número de hombres casi duplica al de mujeres. La mayoría de estos perfiles corresponden a parados de no muy larga duración, o a aquellos que han perdido recientemente su puesto de trabajo.

 

Tienen diversos perfiles formativos (ESO, Formación Profesional, Bachiller y estudios universitarios) y proceden de diversos sectores laborales, como hostelería, informática, administración, diseño, educación o turismo, entre otros. 

 



María Jesús Gil-Carcedo es la técnica de la Fundación Santa María la Real que ha realizado el proceso de selección y la encargada de gestionar esta lanzadera durante los próximos cinco meses.  Explica que cuenta con un grupo muy heterogéneo, con experiencias muy variopintas, cuya labor ahora es convertirse en un equipo y compartir un mismo objetivo: ayudarse mutuamente para reforzar sus competencias profesionales, especialmente las digitales; y realizar una búsqueda de trabajo más seria, profesional, proactiva y coordinada, para contar con nuevas oportunidades laborales.

 

La mayoría tiene una amplia experiencia laboral, y es la primera vez que se queda en desempleo, por lo que no saben cómo buscar trabajo. Llegan motivados, tienen ganas de aprender a realizar una búsqueda activa, y sobre, todo, actual, acorde a las necesidades del mercado de hoy en día. Además, quieren mejorar en comunicación y marca personal para enfrentarse con éxito a las futuras entrevistas de trabajo”, agrega María Jesús. 

 

A partir de ahora, sus participantes se reunirán varios días a la semana en la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento. Llevarán a cabo diversas actividades: talleres de inteligencia emocional, dinámicas de comunicación, marca personal y búsqueda de empleo 2.0;  entrenamiento de entrevistas de trabajo; elaboración de mapas de empleabilidad, visitas a empresas y encuentros con responsables de Recursos Humanos con el objetivo de conseguir la plena inserción de sus participantes.