Aprendiendo a hablar en público

Solo pensar en hablar en público, puede provocarnos un ataque de pánico. Aunque algunas personas tienen un don especial para comunicarse, otros debemos enfrentarnos a nuestros miedos cada vez que cogemos un micrófono. Nunca es fácil, pero esta habilitad también puede entrenarse. Y si estamos preparados, todo será mucho más sencillo. Relatar nuestra experiencia profesional en una entrevista de trabajo, o intervenir en una dinámica de grupo, no difiere tanto de tomar la palabra en un foro o un congreso. La seguridad en nosotros mismos,y unas pequeñas pautas, pueden conseguir que un posible fracaso, se convierta en un gran éxito.Con estas premisas, varios compañeros de la Lanzadera de Oviedo 2018, encabezados por Cristina Fernández, responsable de nuestra lanzadera, acudieron a los estudios de la productora Proima-Zebrastur, para participar en el el taller 'Cómo hablar en público'. Para la mayoría fue su 'primera vez', una situación que impone respeto. Pero con un guión y ayuda, todo resulta más fácil. A continuación, os dejamos algunas de las claves que aprendimos en el taller. 

 

  1. Comprensión. Debemos entender aquello que vamos a comunicar, para poder darle sentido.
  2. Estructura. Todo es más sencillo si el discurso tiene inicio, nudo y desenlace.
  3. Puesta en escena. Mirar a nuestro alrededor nos permtirá elaborar un mensaje más creativo, atractivo y diferenciador.
  4. La expresión corporal. El 70% de la información, nos llega de forma no verbal.
  5. Variedad de frases. Rompe con la monotonía, con frases enunciativas, exclamaciones, preguntas...
  6. Velocidad. Cambiar de ritmo ayuda a mantener la atención.
  7. Subrayar. Las palabras claves del discurso deben destacar.
  8. Onomatopeyas. Otro recurso. Por ejemplo, piensa en pronunciar la palabra 'trueno' de forma profunda, con resonancia, y potencia.
  9. Las pausas. Respira. No debes temer los silencios, y diferencia entre las comas, los puntos y seguido, y los puntos aparte.
  10. Empatía, cercanía, naturalidad. Tenemos que sentirnos cómodos con nosotros mismos.

 

En resumen, se claro, conciso, coherente, sencillo y natural. Proyecta tu voz, y olvida los miedos y la tensión. Hablar corréctamente en público, puede ser la herramienta que necesitas para conseguir tu próximo empleo.