Todo principio tiene un final...

Lo que comenzó un 29 de noviembre, llega hoy, tristemente, a su fin… ¡aunque no del todo!

Cuando aterrizamos en la Lanzadera, el pasado año, éramos un pequeño pero gran grupo de 20 personas cargadas de ilusión y, sobretodo, infinitas ganas por comernos el mundo e incorporarnos nuevamente (o por primera vez, en alguno de los casos) al mundo laboral. Cansados de intentarlo, sin obtener satisfactorios resultados, encontramos en la Lanzadera un salvavidas que nos aportó importantes claves para encauzar nuestra “malograda” búsqueda laboral.

Durante el transcurso de estos cinco meses algunos han ido consiguiendo sus objetivos, incorporándose con ello compañeros nuevos... y hoy finalizamos la II Lanzadera de Empleo y Emprendimiento de Pontevedra un grupo más pequeño, pero más reforzado que seguiremos al pie del cañón en la procura de nuevos proyectos y oportunidades; pues hemos desarrollado una cualidad muy positiva como es la perseverancia, es decir, a  no rendirnos ante las adversidades, a sacar el lado bueno de las cosas y a no dejar nunca de intentarlo sean cuantas sean las veces que fracasemos en nuestro camino hacia el éxito personal y profesional.

 

 

No podíamos irnos sin dar las gracias a todas las entidades que han hecho posible este gran proyecto (Fundación Santa María la Real, Fondo Social Europeo, Fundación Telefónica y Xunta de Galicia), además de a todos los ponentes, colaboradores y empresas que nos han dedicado minutos de su tiempo. Sin olvidarnos de nuestra coordinadora, y ya amiga, Ángeles por su trabajo, dedicación y por guiarnos tan satisfactoriamente a lo largo de este camino.

 

 

Aún nos quedan muchas cosas que aprender, pero si hay algo que nos queda claro es que unidos podremos conseguir todo lo que nos propongamos, como bien dice nuestro lema:

 

¡Solos lo intentamos, unidos lo logramos!

 

De corazón, GRACIAS