Brenda Hernández

Estudiante de Educación Infantil

En búsqueda activa de empleo

Mi gran vocación son los peques. Son esponjas, papel en blanco donde puedes inculcar multitud de conocimientos, valores… para formar a pequeñas grandes personas para el futuro.

En este sentido, yo, también soy una esponja.

¿Por qué?

Veréis, soy estudiante de Técnico Superior de Educación Infantil y mi visión de futuro es trabajar con, por y para ellos cuando acabe tales estudios, mientras, soy una hoja en blanco, con ganas de adquirir colores, también llamado experiencias.

Me gusta el sector de atención al cliente porque doy lo mejor de mí y me hace feliz saber que conecto con la gente. Dentro de este gran sector me atrae el mundo de la moda, los cosméticos, el hogar, aunque también me gustaría probar en el plano de la hostelería o incluso ventas en grandes centros de supermercados.

Soy una mujer fuerte, decidida, camaleónica, que se supera no solo a nivel laboral si no también personal. Con valores como la ética, la empatía, moralidad. Me gusta trabajar tanto individualmente como en equipo, y por supuesto se me da muy bien, prueba de ello es mi participación con los compañeros de equipo de la Lanzadera de Telde.

Creo en que el educador también puede ser educado incluso aunque se crea ya un sabio.

Brenda no solo es mi nombre también es lo que me define.

B: Buena en lo que hago, brillante.

R: Resolutiva, resiliente, responsable.

E: Entusiasta, empática, educadora.

N: Necesaria en su equipo de trabajo.

D: Dinámica, dedicada, dotes comunicativas.

A: Alegre, aptitud, actitud, aprendizaje rápido.

 

En definitiva, ¡coge tus mejores colores y pinta sobre este papel en blanco de un tamaño inmenso! 

¡Síguenos!